La curiosidad no mató al gato – ganó la venta

Jack había perdido un gran negocio por una repentina respuesta emocional. Después de gastar semanas preparando una presentación para Ryan, su mayor prospecto, Jack quedó estupefacto al escuchar decir a Ryan, a los cinco minutos de conversación, “todo lo que asumes es muy simplista acá. Estas diapositivas se ven como algo que podría haber armado…